Infiernillo de Osuna (Sevilla)  Hornilla de barro blanco de loza quebrada (S. XVII – XVIII) utilizadas para el relleno de bóvedas por lo que llegan en tan buen estado a nuestros días. Sin ninguna decoración, pieza de dos cuerpo partido por una pared con cinco grandes agujeros para la caída de la ceniza, y en la parte inferior una boca por la que se limpia y vacía. Unos chorreones de vidriados en una de sus caras por el exterior es lo único que decora la hornilla.

Medidas 26,00 ctms de alta, 2400 de ancha por la parte de la boca que presenta un labio grueso y 12,00 ctms de base.

  Nº 2.444