Botija de Osuna (Sevilla) botija de barro blanco de loza quebrada (S. XVII – XVIII). Pieza que presenta dos asas pequeñas paralelas que parten del labio de una boca típicamente ursaonense. Sin ninguna decoración más que el artilado en todo el cuerpo y algún chorreón de vidriado en su exterior., sin vidriar con el objeto de refrescar el agua por filtrado y evaporación ya que su uso era fundamentalmente para el transporte de agua al campo sobre todo en viajes a lomos de animales (Burro, mulos o caballos). Una botija muy interesante en el estudio de la alfarería Ursaonensa por su escasez y la certeza de su ubicación, con rasgos muy similares a los utilizados en la fabricación del siglo XX de cantaros y Cantarillos.
Medidas 26,00 ctms de alta, 18,00 de ancha por la parte mas, 6,00 ctms de boca y 10,00 ctms de base.
Nº 2.701